10 PLANTAS CON FLOR PARA PONER AL SOL

  • por

Existen muchas plantas que son muy resistentes al sol y pueden decorar nuestro jardín con hermosos colores y olores. Te muestro 10 PLANTAS CON FLOR PARA PONER AL SOL DIRECTO que son muy resistentes y fáciles de cuidar.

Plantas de sol con flores

Hay una gran variedad de plantas con flor, resistentes al sol, que podemos aprovechar de su belleza y aroma. Lo primero que tenemos que pensar en Qué zona vivimos? Porque hay plantas de clima tropical como el Ave del paraíso, o flores que resisten los inviernos muy bien en forma de bulbo, debajo de la tierra, como el Tulipán.

Cuando el sol calienta, independientemente del lugar donde estemos, muchas flores muestran su gran belleza sin necesidad de grandes cuidados. Yo te aconsejo que el lugar donde decidas plantar flores, el sustrato tenga buen drenaje, que no se encharque cuando se riega. También que retenga algo de humedad, que se logra incorporando fibra de coco, por ejemplo.

 1. Rosas(Rosa)

Las rosas son flores rojas, flores amarillas, flores rosados y de muchos colores que dan una belleza y elegancia difícil de igualar en el jardín y no son difíciles de cuidar y mantener floreadas si seguimos varios consejos como, PODAR REGULARMENTE todas las flores marchitas y hojas secas, para evitar que la planta gaste energía en el proceso de eliminarlas. El riego debe de ser frecuente ya que las rosas si necesitan humedad. En época de mucho sol, de día de por medio es buena idea regar. Más consejos de como cultivar las mejores rosas aquí.

Riego de las rosas en verano

Antes de que comience el verano, las rosas han pasado floreadas gracias a las bondades de la primavera. Época en que el clima está fresco, el sol aún no quema y los terrenos se mantienen húmedos por más tiempo. Pero una vez el sol de verano azota, es hora de protegerlas.

A las rosas les fascina el sol, pero en verano este puede ponerse muy fuerte y llegar a dañarlas. También el  terreno se reseca con mayor facilidad y las rosas están menos hidratadas.

Así que el primer paso es asegurarnos de que nuestros rosales tengan agua para beber de una forma constante. Esto se logra regando el terreno en las mañanas de forma profunda al menos una vez por semana. Dependiendo del tipo de terreno y cuanto retengan la humedad, los riegos deben ser más o menos seguidos.

Procura regar el terreno, no las plantas ni las flores. El agua acumulada entre las hojas puede crear hongos y otros tipos de enfermedades.

Cubrir el suelo con MANTILLO

Un mantillo es una capa de material que se aplica a la superficie del suelo. Las razones para aplicar mantillo incluyen la conservación de la humedad, mejorar la fertilidad  y la salud del suelo, reducir el crecimiento de malezas y mejorar el atractivo visual del área.

Si tu terreno tiene una composición algo arenosa y no retiene bien la humedad, o si el sol está demasiado fuerte en tu zona, agrégale mantillo al terreno. Esto lo mantendrá húmedo por más tiempo y evitará el crecimiento de las típicas malas hierbas de verano. 

No cubras con mantillo demasiado cerca del tronco, ya que los rosales tienden a ser muy susceptibles a los hongos causados por los excesos de humedad. 

Elimina hojas y flores secas

Una vez las hojas y flores estén secas, debes eliminarlas. De esta forma estarás ayudando a la planta a conservar energía. También evitarás que alguna plaga las utilice como refugio. Las plagas tienden a esconderse y a mantener crías debajo de las hojas secas y las flores muertas.

Abona tus rosas

Los fertilizantes para plantas son esenciales para el crecimiento óptimo y la buena nutrición de las plantas de nuestro jardín.  Por tanto te explico como funcionan.

Las plantas de rosas se deben abonar tres veces al año. Justo cuando comience la primavera y luego de la última helada, una vez estén en pleno florecimiento y a mediados del verano. Esta última debe ser  la última del año. Sobre todo si vives en una zona donde baja mucho la temperatura en invierno. Si fertilizas más tarde en el año, estarás promoviendo el crecimiento de hojas nuevas que se congelarán con el frío.

Lo ideal es utilizar fertilizantes orgánicos como la composta ya que no quema las plantas. Asegúrate de regar de forma profunda el mismo día que las fertilices.

Prevención de plagas en las rosas

En verano los rosales están más propensos a las plagas como el pulgón verde, los escarabajos, los oídios y muchos tipos de hongo. Así que inspecciona tus plantas una vez a la semana. En caso de algún ataque, utiliza remedios caseros antes de usar pesticidas. 

Para mantener tus rosales saludables y floridos hay que atenderlos. Con las rosas mi mayor consejo es la constancia y la prevención, ya sea para protegerlas del sol excesivo, de las plagas o de admiradores oportunos que quieran llevarse unas cuantas.

 2. HORTENSIAS (Hydrangea)

Las hortensias y sus vistosas flores azules, blancas y rosadas se producen desde principios de primavera hasta finales de otoño; crecen en capullos de flores con mayor frecuencia en los extremos de los tallos. Por lo general, las cabezas de las flores contienen dos tipos de flores: pequeñas flores no llamativas en el centro o en el interior de la cabeza, y flores grandes y vistosas.

Poda de las Hortensias

Debes podarlas anualmente cuando comienzan a aparecer los nuevos brotes de hojas. Si no las podas con regularidad, el arbusto se volverá muy “de piernas largas”, creciendo hacia arriba hasta que el peso de los tallos sea mayor que su fuerza, momento en el que los tallos se hundirán hasta el suelo y posiblemente se romperán. Otras especies solo florecen en “madera vieja”. Así, la madera nueva resultante de la poda no producirá flores hasta la temporada siguiente.

Color de las hortensias

Las flores de un arbusto de hortensias pueden cambiar de azul a rosa o de rosa a azul de una temporada a la siguiente, dependiendo del nivel de acidez del suelo. Agregar materiales orgánicos como café molido, cáscara de cítricos o cáscaras de huevo aumentará la acidez y hará que las flores de hortensia se vuelvan azules.

Riego de las hortensias

Las hortensias necesitan riegos regulares, como de día de por medio, en un suelo que tenga buen drenaje. Toleran bien las temperaturas bajas y las cálidas, siempre y cuando no sean extremas.

En verano debes de mantener el suelo húmedo sin encharcarse.

3. Ave del paraíso (Strelitzia reginae)

El Ave del paraíso es una planta tropical conocida por sus llamativas flores naranjas y azules.

Sus flores de forma única se parecen a un pájaro en vuelo y producen flores cortadas de larga duración. Las hojas son perennes, parecidas al plátano, crean un telón de fondo exuberante.

Busque un lugar soleado o parcialmente soleado donde pueda cultivar su ave del paraíso. Necesitará riego y fertilización regulares para crecer y florecer de la mejor manera. Con el tiempo, la planta puede formar un grupo de tres a cinco pies de altura.

Al Ave del paraíso no le gusta el clima frío, así que cúbrela durante las heladas fuertes o déjela crecer en una maceta que se pueda mover cuando el clima esté frío.

Las aves del paraíso son muy sensibles al ataque de las cochinillas.

4. Azalea (Rhododendron)

Las azaleas con una gran variedad de colores, son generalmente de crecimiento lento y se desarrollan mejor en suelos ácidos bien drenados (pH 4.5–6.0). necesidades de fertilizante son bajas. Algunas especies necesitan una poda regular .

Las azaleas son nativas de varios continentes, incluidos Asia, Europa y América del Norte. Se plantan abundantemente como plantas ornamentales en el sureste de EE. UU., El sur de Asia y partes del suroeste de Europa.

Las azaleas son plantas de raíces poco profundas y requieren riego durante los períodos secos. Dado que la mayoría de las raíces de azalea se encuentran en la parte superior del suelo, la aplicación superficial del fertilizante es adecuada.

 5. Lantana camara

Lantana camara es un pequeño arbusto perenne que puede crecer hasta alrededor de 2 m de altura y formar densos matorrales en una variedad de ambientes.

Su capacidad para durar relativamente mucho tiempo sin agua, y el hecho de que no tiene muchas plagas o enfermedades que la afecten, han contribuido a que se convierta en una planta ornamental común. L. camara también atrae mariposas y pájaros y se utiliza con frecuencia en los jardines de mariposas.

Es recomendable podar las lantanas anualmente, para que no crezcan mucho y no se vuelvan muy largas sus ramas.

6. Margarita (Bellis perennis)

 Las margaritas tienen un tamaño de entre 25 y 70 centímetro. Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de sembraras es ponerlas en un lugar muy soleado del jardín.

Las margaritas deben ser regadas con frecuencia, sin encharcarlas porque entonces morirían, pero sí deben ser regadas cada 2 o 3 días. Deben tener buen drenaje y nunca encharcarse

En el cuidado de las margaritas, lo ideal es que crezcan en un lugar con temperaturas agradables, entre 15 y 25ºC. Pero al ser una flor dura, aguantan bien las heladas.

El mejor momento para plantarlas es la primavera. Sus primeras flores suelen aparecer al poco tiempo de plantarlas.

7.Hibisco (Hibiscus)

Hibiscus  es un género de plantas con flores de la familia de las malvas , Malvaceae. El género es bastante grande, y comprende cientos de especies que son nativas de las regiones tropicales , subtropicales y templadas cálidas de todo el mundo.

 Las especies miembros son famosas por sus flores grandes y vistosas y esas especies se conocen comúnmente simplemente como “hibisco”, o menos conocidas como malva rosa . Otros nombres incluyen hibisco resistente , rosa de Sharon e hibisco tropical.

 Muchas especies se cultivan por sus vistosas flores o se utilizan como arbusto de paisaje , y se utilizan para atraer mariposas, abejas y colibríes.

El hibisco es una planta muy resistente y versátil y, en condiciones tropicales, puede realzar la belleza de cualquier jardín.. Es una planta perenne y florece durante todo el año. Como viene en una variedad de colores, es una planta que puede agregar vitalidad a cualquier jardín.

La única plaga de la que los jardineros deben estar atentos es la cochinilla . Las infestaciones de cochinillas son fáciles de detectar, ya que es claramente visible como una infestación algodonosa blanca distintiva en los brotes, hojas o incluso tallos. Para proteger la planta, debe recortar la parte infectada, rociar con agua y aplicar un pesticida adecuado.

 8.Tulipanes (Tulipa)

Tulipa es un género de plantas perennes y bulbosas perteneciente a la familia Liliaceae, en el que se incluyen los populares tulipanes.

El tulipán común o de jardín se cultivan en todo el mundo por sus espectaculares flores. Los tulipanes son unas espléndidas flores primaverales que se presentan en un arcoíris de colores y un sinnúmero de formas. Plántalos en otoño, antes de que la tierra se ponga fría y dura, y los verás crecer y florecer cuando el clima se vuelva cálido en la primavera. 

 9. Agapantos (Agapanthus)

Algunas especies de Agapanthus se conocen comúnmente como lirio del Nilo o lirio africano. Agapanthus es un género de plantas herbáceas perennes que florecen principalmente en verano.

Como regla general, las especies de Agapanthus son resistentes a las plagas y no son muy atacadas ni afectadas drásticamente por las               plagas comunes del jardín.

Agapanthus crece y se propaga mediante rizomas carnosos que también actúan como un tipo de raíz de almacenamiento. Esto significa que la planta puede retener nutrientes dentro de sus raíces y dividirse fácilmente para crear más plantas.

10. Girasoles (Helianthus annuus)

Los girasoles son plantas anuales que pueden medir tres metros de alto. Los tallos son generalmente erectos e hispidos. 

Es un cultivo poco exigente en el tipo de suelo, aunque prefiere los arcillo-arenosos y ricos en materia orgánica, pero es esencial que el suelo tenga un buen drenaje.

Estas 10 plantas con flor ideales para decorar nuestro jardín, son apenas una pincelada de la gran variedad que nos ofrece la madre naturaleza. Si tienes algún comentario o duda, envíamela y con mucho gusto te respondo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *