CÓMO TRASPLANTAR ORQUÍDEAS?

  • por

En este artículo te cuento en 10 sencillos pasos COMO TRASPLANTAR ORQUÍDEAS.

Trasplantar una planta consiste en cambiarla de un recipiente a otro. Hay varios criterios que debemos considerar antes de trasplantar orquídeas.

Se debe tomar en cuenta los siguientes puntos:

  1. ETAPA FISIOLÓGICA DE LA PLANTA: Esto quiere decir en que momento se encuentra, en crecimiento, en etapa de floración o en mantenimiento. Nunca se debe trasplantar una orquídea en la etapa de floración, debemos esperar MÍNIMO una semana después de que muere la flor para poder trasplantar.
  2. ESTADO FITOSANITARIO DE LA ORQUÍDEA Nunca se debe trasplantar una orquídea que esta enferma. SOLO podemos trasplantar plantas SANAS.
  3. TIPO DE CRECIMIENTO DE LA PLANTA Las orquídeas tienes dos tipos de crecimiento, uno es el MONOPODIAL (osea que la orquídea crece hacia arriba, en solo eje) o SIMPODIAL ( la orquídea crece horizontalmente), a lo largo de un rizoma.
  4. TIPO Y EDAD DEL SUSTRATO El sustrato se cambia cada dos o tres años dependiendo del tipo de sustrato que usemos., los orgánicos de descomponen más rápido y atraen organismos que se alimentan de este proceso como chanchitos, cucarachas y tijerillas (todos estos insectos son de menor importancia, pero si pueden causar daños en las raíces jóvenes provocando pequeñas mordeduras y también dañan las flores al ser atraídos por el azúcar de los nectarios ubicados en los sépalos y pétalos)
  5. TENER UN RECIPIENTE LIMPIO Y DESINFECTADO

Entonces el mejor momento para el trasplante es cuando

  1. El recipiente es muy pequeño para el tamaño de la planta.
  2. El sustrato está muy viejo y puede dañar la planta.
  3. La maceta esta deteriorada.
  4. Cuando la planta se encuentra en estado vegetativo ( se observan raíces y tallos nuevos)
  5. Después de la floración y descanso.

Procedimiento para trasplantar orquídeas.

  1. Después de seleccionar la orquídea que se encuentra en periodo de descanso de la floración (una semana después de que la flor se marchitó), sana y en etapa de crecimiento (se notan nuevos brotes), se humedece bastante.

2. La sacamos de la maceta con cuidado, despegando las raíces y si es necesario, quebrar la maceta para sacarla.

4. Se lavan las raíces y se cortan un poco con tijeras previamente desinfectadas. También se cortan las partes dañadas.

5. Se sumergen las raíces por 10 minutos, en una solución desinfectante preparada, puede ser un producto químico que compramos o agua con unas gotas de cloro. También se puede utilizar una cucharadita de canela disuelta en un litro de agua.

6. Se limpia y desinfecta el área y sacamos la orquídea y dejamos secar las raíces.

7. Sellar las partes que cortamos con pasta selladora y se deja secar la pasta para luego sembrar.

8. Seleccionamos el recipiente más apropiado para nuestra orquídea, dependiendo de su tamaño, tipo de crecimiento de la planta, si es HORIZONTAL o VERTICAL. Agregamos 1/4 de sustrato de drenaje.

9. Se agrega un poco de musgo, para retener humedad.

10. Luego colocamos la planta. Si es de crecimiento HORIZONTAL (simpodial) la planta se coloca en la maceta dejando espacio para que crezca del lado más joven de la planta. Afirmar bien la orquídea con alambre aprovechando los huecos de la maceta para amarrarla.

11. Agregar 2/3 partes de sustrato para orquídea y luego regar la planta y etiquetar.

12. Listo!! Esperamos la siguiente floración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *