Cómo cuidar las ORQUÍDEAS?

  • por

LA ORQUIDEA es sin duda alguna, la reina de las flores, por su gran belleza y elegancia. Decoran nuestro hogar perfectamente y queremos verlas florear siempre. En este artículo te cuento Cómo cuidar las ORQUÍDEAS? para que las mantengas lindas a lo largo de los años.

Voy a citar 7 ASPECTOS BÁSICOS QUE NECESITAN LAS ORQUIDEAS PARA FLORECER CON EXITO.

 

Cultivar orquídeas es apasionante y es simple. Si tomamos en cuenta los siete aspectos más importantes que son luz, temperatura, macetas, sustrato, riego, humedad y fertilización; con los cuales es posible emprender una colección. 
 
 La familia orchidaceae comprende entre 25 000 a 30 000 VARIEDADES

 La variedad de sus flores se puede observar en su tamaño, que va desde unos cuantos milímetros, como las Pleurothallis (miniaturas), hasta más de 25 cm, como Sobralia macrantha (lirio de San Juan); además, en la gran diversidad de su coloración. 

  En la morfología vegetativa de las orquídeas hay grandes diferencias como: la presencia o ausencia de pseudobulbos , tipos de tallos diferentes, así como diferencias en raíces y hojas.

Las raíces de las orquídeas en las especies terrestres se originan a partir del tallo, cormos o pseudobulbos.

Orquídea terrestre.
Orquídea epiífita.

Las especies epífitas  que son plantas que crecen sobre otra planta, generalmente un árbol, nacen de un rizoma , que es un tallo de donde se desarrollan nuevos brotes o de los pseudobulbos, ambos tienen la función adicional de dar soporte a la planta.

Las epífitas tienen dos ventajas en su cultivo: en general son resistentes a la sequía y tolerantes a diferentes climas.

Las raíces de las orquídeas son altamente especializadas y capaces de captar las partículas de agua del ambiente; también establecen una relación con hongos microscópicos mediante la cual ambos organismos se favorecen, creciendo y nutriendoce la planta.

En cuanto a su forma de crecimiento de las orquídeas presentan dos tipos básicos: monopodial y simpodial.

 El monopodial consiste en un solo eje de crecimiento, aquí el rizoma de la planta está cubierto de hojas y casi no se generan tallos secundarios; como consecuencia de esto es que la propagación vegetativa es lenta y la división de plantas tarda. En orquídeas monopódicas las varas florales son producidas en las axilas de las hojas.

En otras plantas, el rizoma se divide periódicamente, así que tiene más de un eje de crecimiento, éstas se denominan simpódicas; además, el rizoma produce tallos modificados (pseudobulbos) que sostienen a las hojas y a partir de ellos se generan las inflorescencias, nuevos tallos o se prolonga el rizoma. 

Crecimiento Monopodial de orquídeas.
Crecimiento Simpodial de la orquídea

En general las orquídeas necesitan un ambiente húmedo, por esta razón crecen en bosques tropicales y bosques de niebla

MACETAS O CONTENEDORES

Las raíces al estar expuestas al aire se adaptan a los contenedores si se les brinda el sustrato adecuado. Tanto las macetas de barro como las de plástico pueden ser utilizadas, pero ambas tienen ventajas y desventajas.

Macetas para orquídeas

MACETAS DE PLÁSTICO

MACETAS DE BARRO

VENTAJAS

PLÁSTICO:

• Duraderas.
• Fáciles de limpiar.
• Se pueden perforar para
aumentar el drenaje.
• Las raíces no se adhieren,
por lo que el trasplante
es fácil.
• Prácticas de transportar.
• Baratas.

       BARRO:

• Porosas, así que las raíces tendrán suficiente aireación .    • Pesadas, lo que le da estabilidad a la planta.                       • Temperatura estable, ni se enfrían ni se calientan rápidamente. 

DESVENTAJAS

            PLÁSTICO:

 • No porosas.                            • Ligeras, así que se caen y no brindan estabilidad a las plantas.                                              • Sin temperatura estable.

BARRO:

• Frágiles, se rompen fácilmente.                                •  Se deben lavar antes de usar para eliminar sales dañinas.         • Las raíces se adhieren, así el trasplante se vuelve difícil.            • Complicadas de transportar.    • Costosas.

Debemos de tener en cuenta la especie que vamos a cultivar. Por ejemplo las especies como
Laelia anceps crecen con facilidad montadas en troncos, mientras que su cultivo en otros sustratos suele ser con frecuencia menos exitoso.

 La temperatura alta y los niveles de humedad media a baja demandan el uso de macetas, idealmente, con sustrato inorgánico
para colocar en semihidroponia (método aplicado para cultivar plantas utilizando soluciones minerales en vez de suelo).
Cattleya y sus híbridos, así como prácticamente todas las epífitas y hasta especies terrestres.

En el crecimiento de la planta, las orquídeas terrestres  irán en maceta; en el caso de las epífitas hay varias opciones además de macetas.

Diferentes opciones de contenedor para orquídea.
  • El contenedor debe ser:

     -Ayudar a la ventilación y el drenaje del sustrato.
     -Favorecer la hidratación óptima de la planta y, a la vez, disminuir el riesgo de pudrición de las raíces.
     -Accesible, resistente, de fácil transporte, económico, duradero y, de ser posible, reciclable.


     -Adecuado para el sistema de cultivo que se ha elegido (por ejemplo, para semihidroponia, recipientes de plástico).
     -Evitar las resinas, taninos, etc., para no dañar las raíces.                       

 –Permitir el libre desarrollo de todas las porciones de la planta (en el caso de las orquídeas del género Stanhopea, por ejemplo, las flores tienden a salir por la parte inferior y lateral de la planta)

SUSTRATO PARA ORQUÍDEAS

Lo más importante que se debe considerar para escoger el sustratoes que tenga un muy buen drenaje y que nunca se compacte.

Hay muchas opciones, entre las más utilizadas están la corteza de pino tratada, carbón vegetal, el esfagno (tipo de musgo), fibra de coco, fibra de osmunda (hecha de las raíces de la planta).

 Para mejorar el drenaje o evitar la compactación del substrato, se utiliza la piedra pómez, la arcilla expandida, o la perlita.

Sustrato para orquídeas.

No existe un formula para preparar la mezcla de sustrato, lo importante es utilizar elementos que no se compacten, incluso lo podemos encontrar ya preparado en las tiendas. Lo más importante es que las raíces estén aireadas, con luz y buen drenaje.

Una mezcla que se recomienda es: dos partes de corteza de pino, más una parte de piedra pómez, más una parte de carbón vegetal.

Las raíces gruesas requieren sustratos elaborados con pedazos grandes, mientras que las raíces delgadas y peludas
requieren sustratos finos.

ILUMINACIÓN PARA LAS ORQUÍDEAS

Orquídea a la luz del sol.

A estas hermosas plantas no les gusta el sol directo sobre sus hojas, sin embargo, este es el factor muy importante que determina si la orquídea florecerá o no. Se necesita una cantidad adecuada de luz para asegurar un buen desarrollo de la planta y una buena acumulación de nutrientes. 

Si no se encuentra en un ambiente con la luz necesaria, entonces no podrá fabricar alimentos necesarios para ser utilizados en un ciclo de floración. Si tiene demasiada luz solar será quemada y desecada por la excesiva transpiración. 

Generalmente se puede saber cuánta luz necesita un ejemplar con sólo observar su follaje (hojas). Para la mayoría de las orquídeas, un buen indicador es la coloración verde claro de las hojas, ésta es la situación ideal para que una orquídea florezca.

 Al estar expuestas a una cantidad excesiva de luz, las hojas oscurecen un poco su follaje debido a la mayor fabricación de pigmentos rojizos, que protege a las hojas de la luz, e indica que la planta está funcionando bien para evitar las quemaduras en sus hojas. 

Al no tener suficiente luz las orquídeas muestran los siguientes síntomas:

1. Planta con hojas verde-esmeralda, oscuras y sin brillo, pero con un sistema de raíces sano.                     2. Cada brote nuevo es más pequeño que el anterior.                     3. Planta de aspecto débil.               4. No florece o produce muy pocas flores.

 Algunos consejos para mejorar la iluminación natural:

 1. Mover las plantas poco a poco a un lugar con una mejor fuente de luz natural, como una ventana más iluminada.                                         2. Abrir las cortinas de las ventanas cercanas al lugar donde tenga sus plantas.                                              3. Sacar los objetos que puedan tapar la luz natura 

RIEGO DE LAS ORQUÍDEAS

Al crecer sobre otras plantas, rocas o troncos y obtienen la humedad desde el aire y del agua de lluvia que
escurre por la superficie de las ramas. Esto significa
que las raíces de las orquídeas epífitas no están nunca
sumergidas en agua en su hábitat natural y que tampoco deben estarlo en la maceta en la que se cultivan.


La forma de regar a las orquídeas es, por lo tanto, un
poco distinta a la del resto de las plantas.

El riego en las orquídeas EPÍFITAS.

Aspectos a considerar para determinar la cantidad de riego

– Ambiente donde se cultiva la
orquídea, que tan seco es.
– Tamaño de la maceta.
-Crecimiento de la planta.
-tipo de sustrato en el que crece la planta.
-Especie de orquídea                           -Si el clima es cálido en el que se encuentra.                       –                 -Qué tan activamente está creciendo la planta.                           -Si está bien ventilada.

En las orquídeas el reposo es un periodo donde las plantas están en inactividad y suele presentarse en los meses fríos. La época de floración puede coincidir con la de crecimiento, pero en algunas especies la floración precede o es posterior al crecimiento. 

Debemos separar las orquídeas con base en sus diferentes temporadas de crecimiento, con el fin de proporcionarles el riego y la fertilización necesarios y respetar el descanso de floración de cada una.

Humedad

Las epífitas se desarrollan mejor en ambientes donde la humedad relativa del aire es alta, y en el interior de una casa normalmente tiene una humedad más baja. Un hogar con calefacción, con muchas alfombras y cortinas podría llegar a tener una humedad tan baja como de 5%, lo que no es idóneo para cultivar orquídeas.

Aumentar la humedad del aire al interior de una casa no es complicado. Es
suficiente usar bandejas de tamaño adecuado, llenas con
agua y piedrecillas, y colocarlas junto a la colección, ya
que el líquido que se evapore de la bandeja será suficiente para contrarrestar el ambiente seco de la casa. 

Temperatura adecuada para las orquídeas

La temperatura  de nuestras casas es adecuada para cultivar los tipos más comunes de orquídeas (Cattleya, Phalaenopsis, Phaphiopedilum, Oncidium, Miltonia).

 Algunas orquídeas, como las Phalaenopsis, requieren la existencia de periodos con diferencias marcadas de temperatura entre el día y la noche para iniciar su floración. De esta forma, si la temperatura de casa es constante y nunca fluctúa entre el día y la noche, entonces es posible tener problemas para estimular la floración en algunos tipos de orquídeas epífitas.

 Sin embargo, muchas son suficientemente resistentes para vivir fuera de los rangos ideales de temperatura, aunque pueden ver su crecimiento y floración afectados.

Temperatura adecuada para las orquídeas

Fertilización de las orquídeas

Es importante recordar que las orquídeas epífitas obtienen los minerales necesarios para su normal crecimiento a partir del agua de lluvia que escurre por las ramas de los árboles, ésta contiene bajas concentraciones de minerales que se diluyen a medida que este líquido vital escurre por la corteza de los árboles y por la materia orgánica acumulada sobre las ramas.

 Debido a este hábito de crecimiento, las orquídeas no son plantas que requieran grandes cantidades de nutrimentos minerales y por lo tanto deben ser siempre fertilizadas en forma adecuada.

La regla debe ser: fertilizar una vez a la semana o cada quince días usando una solución muy diluida. Las orquídeas epífitas son intolerantes al exceso de sales y minerales. Generalmente la dosis es una cucharada cafetera por cada cuatro litros de agua.

Tipo de fertilizante

 Usar el tipo adecuado de fertilizante es muy importante para el buen crecimiento y la floración de las plantas de orquídea epífitas. La mayoría de los sustratos usados para cultivarlas carecen de los nutrimentos esenciales para su normal crecimiento y floración. Los sustratos orgánicos (corteza y musgo) liberan cantidades pequeñas de minerales a medida que se descomponen, pero éstos son insuficientes para una buena nutrición.

Todos los fertilizantes están constituidos por tres ingredientes principales:

 1. Nitrógeno (N), que promueve el crecimiento general de la planta.                                                                    2. Fósforo (P), que contribuye a la floración.                                                                                                         3. Potasio (K), que favorece la formación de raíces fuertes.

  Estos ingredientes se mezclan en distintas proporciones porque las plantas tienen diferentes necesidades a lo largo del año. La proporción que se encuentra en un fertilizante comercial cualquiera está indicada en la etiqueta por un código de tres números, el primero corresponde al porcentaje de Nitrógeno, el segundo al porcentaje de Fósforo y el tercero al porcentaje de Potasio. 

Por ejemplo, un buen fertilizante balanceado, como uno con una proporción 7-9-5 (N-P-K) es adecuado para ser utilizado en cualquier tipo de sustrato en el cual esté creciendo la orquídea. Es notorio que cuando se suman los tres porcentajes de este código, no se obtiene 100%. Esto se debe a que la diferencia corresponde a ingredientes inertes y a minerales requeridos en concentraciones bajísimas por parte de las plantas. 

Para ayudar a promover la floración de la planta se puede utilizar un tipo especial de fertilizante llamado “estimulación de la floración”, cuya proporción es más alta en Fósforo, tal como 3-12-6. Debe ser aplicado antes de la formación de las yemas florales, por lo que se requiere conocer el ciclo anual de crecimiento y de floración de las orquídeas.

Fuente:  Manual de cultivo de orquídeas
© 2013 Secretaría de Educación de Veracruz
km 4.5 carretera federal Xalapa-Veracruz
C. P. 91190, Xalapa, Veracruz, México.
1a edición, marzo de 2013
ISBN 978-607-7579-25-0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *