10 Pasos para hacer un ALMÁCIGO DE TOMATES.

  • por

Las plantas de tomate necesitan de cuidados específicos para crecer bien. En este artículo te voy a explicar 10 PASOS PARA HACER UN ALMÁCIGO DE JITOMATES. .

 

Almácigo o semillero para Jitomate.

 

Definición de SEMILLERO O ALMÁCIGO

 

“Es el área específica en donde bajo condiciones controladas de sustrato, ambiente y manejo, se realiza la germinación de semillas de especies de crecimiento inicial lento, con el propósito de garantizar plántulas de buena calidad antes del trasplante definitivo en campo.”

 

Ventajas del uso de un almácigo.

 

  •   Mayor precocidad.
  • Producción más eficiente (mecanización, empleo de insumos).
  • Mejor control del estado de las plántulas, básico en la etapa de crecimiento.
  • Permite la selección de plantas que irán al campo de siembra definitivo.

 

10 pasos para hacer un almácigo de tomate.

 

1.Recipiente para almácigo de jitomates.

 

El almácigo lo puedes hacer en pequeños recipientes o bandejas adecuados para depositar las semillas, en condiciones óptimas de luz, temperatura, fertilidad y humedad, a fin de obtener un mejor crecimiento desde su primera etapa de desarrollo hasta su trasplante al campo.

 

Es muy importante que vigiles las plántulas en el almácigo, por ser el periodo donde aparecen las primeras plagas y enfermedades. Los problemas más serios que se presentan son las enfermedades virales transmitidas por la mosca blanca, de ahí la importancia de obtener plántulas sanas.

 

Los paquetes de semilla de tomate , en especial el de la semilla híbrida, los consigues en tienda especializadas, a alto costo, por lo que el método de siembra en bandejas plásticas resulta eficiente, ya que se obtienen plantas sanas y vigorosas.

 

Puedes conseguir una amplia gama de bandejas para la producción de plántulas, siendo las de plástico las más utilizadas, con un costo relativamente bajo. El tamaño y número de las celdas varía de acuerdo con el fabricante. Son económicas y puedes reutilizarlas.

Bandeja de plástico para almácigo de tomate.

2.Coloca el almacigo de jitomates los primeros días en un sitio oscuro.

Cuando hayas realizado la siembra de semillas, las bandejas debes colocarlas en un sitio oscuro, como debajo de la cama. El tiempo que las mantienes en la oscuridad ronda los cuatro o cinco días, a fin de que la semilla germine. Otra alternativa común y que brinda resultados similares es que cubras las bandejas con un plástico negro, que debes retirar cuando empiezan a salir tus plántulas.

Debes de tener cuidado en no dejar las plántulas más de lo necesario en la oscuridad, porque si no se estiran buscando luz.

 

PLÁNTULAS DEJADAS MAS TIEMPO DE LO DEBIDO EN CÁMARA DE GERMINACIÓN

3.Busca un sitio donde proteger los almácigos de tomate.

 

Las plántulas poseen tejidos tiernos y efectúan una gran actividad foto-sintética, por lo que son sensibles a los cambios bruscos de temperatura y humedad, lo que requiere que las cuides mucho. Estas condiciones las puedes controlar mejor en un ambiente protegido.

 

El área de los semilleros o almácigos debe estar iluminada, libre de sombras y protegida de vientos fuertes que puedan provocar volcamientos o intensificar la transpiración, hasta el extremo de producir quemaduras o marchitamiento de las plántulas.

 

La estructura debe ubicarse de este a oeste, para que las plantas reciban la máxima iluminación solar y no se vean afectadas por los cambios bruscos de temperatura que se producen entre el día y la noche.

 

La disponibilidad de agua es muy importante, debido a que las semillas y las plántulas requieren riegos cortos, pero frecuentes, realizados preferiblemente por aspersión.

 

4. Adobe de un almácigo de jitomate.

 

El éxito en la producción de tu almácigo o semillero lo va a determinar el adobe obtenido. El adobe es el agregado
que se forma de las raíces de la planta y el sustrato. Un sustrato es de calidad cuando permite un buen desarrollo radical, mantiene la integridad de las raíces, posibilita extraer la plántula de la celda con facilidad y sin dañarla, además de que adopta la forma y el tamaño del recipiente donde se coloca.

Adove de plántulas de semillero.

5. Sustratos que puedes utilizar en tu almácigo de jitomate.

 

El sustrato debe servir de soporte a la planta, ser livianos, tener un alto porcentaje de espacio poroso (80 %), una elevada capacidad de retención de la humedad, una buena aireación y un drenaje apropiado, una baja tendencia a la compactación y ser libres de patógenos, semillas y malezas.

 

 

Tipo sustratoComponentes y proporción
Sustrato AFibra de coco 30%
Carbón vegetal 50%
Lombricompost 20%
Sustrto BFibra de coco 40%
Granza de Arroz 30%
Lombricompost 30%
Sustrato CCarbón vegetal 40%
Suelo cribado 30%
Compost  30%
Tierra fermentadaSuelo cribado 50%
Abono Orgánico 20%
 Granza de Arroz 30%

 

Compost

 

Está compuesto por residuos orgánicos que han pasado por un proceso de descomposición,
poseen una estructura fina, tienen la capacidad de aumentar la aireación, retener la humedad,
absorber los nutrientes y evitar su lavado al liberar lentamente la solución en forma de
nutrientes.

 

Normalmente se utiliza mezclando con otros sustratos inertes o inorgánicos, tales
como arena, turba, fibra de coco o granza de arroz, en una proporción del 35 % al 50 %. En
el proceso de elaboración del abono, las altas temperaturas eliminan la mayor parte de las
malas hierbas y de los microorganismos dañinos.

 

Lombricompost

 

Está formado por los excrementos de las lombrices, que son producto de la digestión de residuos vegetales o excrementos animales descompuestos. Presenta buenas características químicas, sirve de fertilizante y es un sustituto del abono orgánico.

 

Granza de arroz

 

Es un sustrato orgánico de baja descomposición por su alto contenido de sílice, que le proporciona a las plántulas resistencia contra insectos y patógenos y favorece el drenaje y la aireación. Se recomienda su uso en mezcla hasta en un 30 %. La granza debe ser fermentada, cocinada o carbonizada antes de ser utilizada, para evitar la germinación de las semillas que pueda contener.

 

Fibra de coco

 

Tiene un bajo contenido de nitrógeno, uno alto de potasio y uno de aproximadamente 2 ppm de boro. Es una buena alternativa, ya que su costo es menor que el de sustratos importados como la turba.

 

Aserrín

 

El pH del aserrín es ácido, por lo que puede ser tóxico para algunas plantas según el tipo de árbol de procedencia. Se recomienda lavarlo previamente a su utilización y realizar una prueba antes de la siembra.

 

Turba (peat most)

 

Está formada por sustratos orgánicos naturales que son el resultado de la descomposición completa de musgos (género Sphagnum). Se produce en países de las zonas templadas, entre los que se incluyen Canadá y Alemania.

 

La turba es el sustrato que ofrece las mejores condiciones para la germinación y el enraizamiento en semilleros, no contiene nutrientes y tiene una alta capacidad de intercambio de cationes, retención de humedad y porosidad. Es ácida, su contenido de materia orgánica es de 95 % y su costo es alto.

Siembra de semilla de Tomate.

6. Germinación del semillero o almácigo de jitomate.

La semilla germina en promedio de cinco a ocho días después de la siembra Sin embargo, la germinación depende de la calidad de la semilla (vigor), en la que influye la temperatura (óptima de 16 °C a 28 °C) y la humedad del sustrato.

Germinación de una semilla de jitomate en almácigo.
CultivoNo de días para germinarNo de días en almácigo
Lechuga2 – 422 – 25
Repollo2 – 522 – 25
Coliflor2 – 522 – 25
Brócoli2 – 522 – 25
Rábano2 – 5SD*
Pepino3 – 510 – 14
Remolacha4 – 630 – 35
Albahaca5 – 825 – 30
Cebolla6 – 1040 – 45
Puerro6 – 1240 – 45
Chile dulce4 – 1235
Tomate4 – 1225 – 28
Apio6 – 1250 – 55
Culantro6 – 10SD*
Zanahoria7 – 12SD*

 

*SD: siembra directa. No requiere almácigo

 

7. Endurecimiento de las plantas de tomate.

 

Consiste en reducir las aplicaciones de agua de riego y fertilizantes una semana antes de que las plántulas sean trasladadas al campo. Tiene como finalidad controlar el crecimiento de las plántulas, endurecer los tejidos para su adaptación al campo y acelerar el desarrollo de las raíces.

 

8. Arma el almácigo de tomate.

 

Debes desinfectar el sustrato. Este proceso es muy importante ya que existen hongos muy comunes  en los sustratos, que afectan la germinación de la semilla y atacan las plántulas (Fusarium, Phytium, Rhizoctonia y Phytopthora). La desinfección se puede realizar utilizando calor (solarización, agua caliente), fermentación, desinfectantes naturales (extracto de semilla de cítricos) o microorganismos antagónicos (como el hongo Trichoderma sp)

 

  1. Lavar y desinfectar las bandejas
  2. Rellenar las bandejas con sustrato húmedo. Sembrar a una profundidad no mayor de 0,5 cm, colocando la semilla en el centro de la celda.
  3. Tapar la semilla con el sustrato
  4. Cubrir la bandeja con periódico húmedo o plástico negro o bien colocarla en un lugar oscuro. Colocar una etiqueta con la fecha de siembra y la especie cultivada
  5. Cuando se inicia la germinación de las primeras semillas las bandejas se colocan en un lugar iluminado donde se va a desarrollar el almácigo.

 

Aquí te dejo un video de como hacer un almácigo o semillero para jitomates.

 

9. ¿Cómo cuidar tu almácigo de tomate?

 

Raleo y resiembra: La realizas al inicio de la formación de la tercera hoja. Extraes las plantas en exceso y la resiembras en las celdas donde no ha ocurrido germinación. Dejas una sola planta por celda con el fin de obtener bandejas completas y parejas (Figura 19)

 

Riego y fertirriego del almácigo: Durante los primeros días las bandejas las riegas solamente con agua. Este paso debes hacerlo con cuidado para no remover el sustrato ni afectar la germinación.

 

Cuando se utilizan sustratos con un contenido de nutrientes nulo o muy bajo, será necesario incorporar soluciones nutritivas al agua de riego Esta fertilización se inicia cuando  aparece la primera hoja verdadera (tercera hoja) de los almácigos. Normalmente la nutrición la realizas cada día.

 

Control de plagas y enfermedades: Se inicia con prácticas de prevención como el uso semilla sana, agua limpia, desinfección del sustrato, manos, zapatos, herramientas, así como restringir el ingreso de personas al área de almácigo. Sin embargo, se debe revisar el almácigo todos los días para detectar posibles problemas y tratarlos a tiempo.

 

10. ¿Cuándo trasplantar tus tomates?

 

 Cada cultivo tiene un momento óptimo de trasplante, aplicando diferentes  criterios, como: El número de hojas, altura de la plántula, edad de la misma y un adecuado desarrollo de raíces. Por ejemplo el chile dulce debe trasplantarse a los 30-35 días, cuando posee de 4 a 5 hojas verdaderas y una altura promedio de 12 cm. Si este momento se pasa, la planta sufre un desgaste fisiológico y el arrollado de raíces. Cuando esta planta se trasplanta se retrasará y su crecimiento posterior se afectará.

 

Si las plantas están muy suaves y tiernas, se les pasa por un proceso de endurecimiento, el cual consiste en disminuir la cantidad y frecuencia del riego y solución nutritiva, 5 a 7 días antes de trasplantar, sometiendo las plántulas a un proceso de estrés sin llegar a la marchitez. Esto con el objetivo de hacer la planta más dura y fibrosa, de forma que esté más adaptada a la nueva condición en el trasplante.

 Ahora si! Después de seguir estos 10 Pasos para hacer un ALMÁCIGO DE JITOMATES, ya estas listo para sembrar tus plantas de jitomate en macetas, siguiendo estos 5 CONSEJOS Y PASOS PARA SEMBRAR JITOMATES.

Si tienes algún comentario o deseas recibir más artículos como este, puedes suscribirte a mi página.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *